Sobre mí

Sobre mí - Francisco Sandoval BarberoNací en Albacete el 15 de junio de 1969, mi afición a la pintura termina por explotar y mostrar más interés por la afición en mi familia por la pintura, de forma muy especial por mi madre la cual también se dedica a este arte como hobby para ella.  Siempre muestro un interés desde niño por la pintura, aunque comienzo en época más tardía al ver pintar a mi madre.

Me considero autodidacta desde el comienzo. Tengo una especial predilección por los pintores impresionistas Edgar Degas, Édouard Manet, Claude Monet, Camille Pissarro, Pierre-Auguste Renoir, Alfred Sisley, Paul Cezanne , entre otros, y principal predilección por Claude Monet, Pizarro y el pintor impresionista valenciano Joaquín Sorolla, siendo para mí unos de los genios del impresionismo.

A lo largo de mis comienzos tengo como principal apoyo al pintor Manuel Gonzáles Núñez,  “MAGNÚ”,  catedrático de dibujo, pintor y galerista, el cual me anima a pintar viendo en mí un talento singular. Empezando a exponer en galerías de Albacete con pintores de reconocido nombre como Antonio Argudo, Antonio Carrilero, Juan Amo, Philippe Monteagudo, Carmen del Berro, Rafael Requena, Angulo Crossa, Miguel Gil,  Columé, Jonás Navarro, Paco Pérez entre otros y en especial con su amigo y pintor MAGNÚ.

La pintura es como la luz y la belleza fundidas en una, para transmitir mi propio sentimiento, paz interior, sensibilidad, que invite a recorrer el espacio pintado olvidando el deseo de abandonarlo.  Un intenso mundo de color, de pinceladas que juegan con luces y sombras y nos arrastran hasta el lugar que las inspiran, que se palpa en cada diminuto puntito que suma para crear una hermosa obra.

Se puede describir la pintura que transmito como una mezcla entre el puntillismo, realismo y el neoimpresionismo, haciendo más bello todo lo dibujado por la forma de poner la materia sobre el lienzo.

Cuando se toma el camino de la pintura hay que esperar de ella, antes que nada, un sacrificio en muchas cosas de la vida y que desconoce el que no la ha elegido. A cambio, nuestra recompensa es, tan inesperada como gratificante, al ver que después de los años, dichas obras permanecen en el tiempo.  Como dice mi gran amigo MAGNÚ a quién siempre nombro y muy de acuerdo estoy con él, “Es la gran verdad de la pintura”, y como decía Gustave Flaubert “De todas las mentiras de la vida, la que menos engaña es la pintura”.

CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

No se admiten más comentarios